«

»

Nov 14

Día Mundial de la Diabetes

Pandemia Global, así califica la Organización Mundial de la Salud (OMS) a una enfermedad que afecta ya a más de 400 millones de personas en todo el mundo: la Diabetes.  En sus diversas variantes, la padecen cerca del 14% de los españoles, aunque lo más preocupante es que la mitad de ellos ni siquiera lo sabe. Para tratar de paliar esta situación, cada 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes. Este 2016 tiene un lema significativo: “Ojo con la diabetes”. En especial con la diabetes mellitus tipo 2, que representa más del 90% de todos los casos.

Te invitamos a que puedas conocer más sobre esta extendida enfermedad e incluso algunas pautas para poder identificar su aparición.

Banner - Campaña Día Mundial de la Diabetes

¿Qué es la Diabetes?

La Diabetes es una enfermedad crónica e irreversible del metabolismo en la que se produce un exceso de glucosa o azúcar en la sangre y en la orina; es debida a una disminución de la secreción de la hormona insulina o a una deficiencia de su acción. Se desencadena cuando el organismo pierde su capacidad de producir suficiente insulina o de utilizarla con eficacia.

La insulina es una hormona producida por el páncreas y su principal función es mantener los valores óptimos de glucosa en sangre. Esta hormona permite que la glucosa entre en el organismo y sea transportada al interior de las células, en donde se transforma en energía para que funcionen los músculos y tejidos. También colabora a que las células almacenen la glucosa hasta que su utilización sea necesaria.

En las personas con diabetes se produce un exceso de glucosa en sangre (hiperglucemia) ya que no se distribuye de la forma adecuada. Si los pacientes no siguen el tratamiento adecuado, como advierten los especialistas, los tejidos pueden acabar dañados y se pueden producir complicaciones muy graves en el organismo. Y es sin duda uno de los principales efectos de esta enfermedad.

Los distintos tipos de diabetes

Se reconocen en la actualidad tres tipos de Diabetes, serían las siguientes:

  • Diabetes de tipo 1: también llamada insulinodependiente, se inicia en la infancia o en jóvenes (10 % de los casos). Se caracteriza por una producción deficiente o nula de insulina, los pacientes requieren la administración diaria de esta hormona.
  • Diabetes de tipo 2: también llamada no insulinodependiente o del adulto. La mayoría de los casos mundiales están representados por este tipo de diabetes (90 % de los casos) y se debe en gran medida al sobrepeso, obesidad y sedentarismo, entre otros.
  • Diabetes gestacional: se caracteriza por las hiperglucemias que aparece durante el embarazo. Tanto las embarazadas, como sus hijos, tienen mayor riesgo de padecer diabetes en el futuro.

Los factores que predisponen a la diabetes

Una mala dieta, el sobrepeso y la obesidad y por supuesto la falta de ejercicio físico, son los principales causantes de que una persona desarrolle diabetes. No obstante existen más factores que predisponen para el desarrollo de la enfermedad, algunos de estos factores son los siguientes:

  • Ser mayor de 50 años,
  • Sedentarismo,
  • Tener sobrepeso u obesidad
  • Contar con antecedentes familiares de diabetes (padre, madre, hermanos)
  • Hacer uso abusivo de medicamentos (Ej. Corticoides)
  • Mantener una dieta insana (Ej. rica en azúcares)
  • Sufrir de hipertensión y dislipémias
  • Mujeres con diagnóstico de ovarios poliquísticos
  • Mujeres cuyo niño al nacer pesó más de 4 kilos
  • Enfermedades graves (Ej. Pancreatitis)

 

El diagnóstico temprano y un pronto tratamiento sin duda que son esenciales para evitar las graves complicaciones que la diabetes tiene en sus etapas más avanzadas. De hecho como expone el doctor Diego Fernández, (Endocrino y Responsable del grupo 2.0 de la Sociedad Española de Diabetes -SED): “La diabetes no duele. Sus síntomas pasan frecuentemente desapercibidos porque el paciente apenas los nota y en muchos casos ni siquiera los conoce. La gran mayoría de diabéticos descubre su enfermedad cuando acude al médico por otros motivos”. Por ello se nos suministran algunas pautas sencillas para poder ponernos sobre aviso de la aparición de esta enfermedad que en muchos casos como decimos es “silenciosa en cuanto al dolor”.

Pistas a tener en cuenta para un pronto diagnóstico

Nuestro cuerpo nos ofrece varias pistas que nos ayudarán a estar alerta ante la aparición de esta enfermedad.  Si tenemos algún familiar directo con diabetes, si nuestra alimentación no es adecuada, tenemos sobrepeso u obesidad y apenas realizamos ejercicio físico, abre los ojos ante las siguientes señales:

1) Más ganas de orinar: El término científico es poliuria. Es uno de los síntomas más característicos de la diabetes. Como expone el doctor Fernández: “Cuando nuestra sangre contiene una alta concentración de azúcar, nuestro cuerpo busca los medios para eliminar ese exceso. Intenta paliarlo mediante los riñones, lo que hace que orinemos más y de manera más frecuente”.  

Este síntoma suele ser especialmente visible durante la noche (nicturia) y puede incluso afectar a nuestra capacidad para descansar. Si nos damos cuenta de que vamos al baño más de lo habitual consulte con su médico para  saber a qué puede deberse.

2) Mayor sensación de sed: Para compensar la pérdida de líquidos por el exceso de orina, el cuerpo pone en marcha la alerta de la sed. Nuestro metabolismo trata el azúcar mediante su dilución con agua, por lo que cuanto más azúcar tengamos en sangre, más agua necesitaremos y por tanto, de forma más frecuente tendremos que acudir al baño a eliminarla.

3) Pérdida de peso: Aunque resulta paradójico (por la acumulación de azúcar) uno de los síntomas característicos de esta enfermedad es la pérdida de peso. Esta pérdida de peso es un síntoma característico de la diabetes en la infancia.
4) Cansancio todo el día: La sensación de falta de energía es un signo muy común en todos los tipos de diabetes, especialmente en el tipo 2. Ayudan a esta sensación, la deshidratación del cuerpo, peor alimentación de las células debido a la falta de la insulina, etc. Cuando el nivel de azúcar es elevado, la insulina no puede gestionar de forma adecuada el combustible interno que necesita nuestro organismo y ahí es cuando aparece el cansancio injustificado.

5) Cicatrización más lenta de las heridas: La diabetes es principalmente una enfermedad cardiovascular, por lo que sus principales problemas se relacionan con la vascularización, ya sea en los grandes vasos (mayor riesgo de infartos e ictus cerebrales) o en los vasos más pequeños que se ocupan de cicatrizar pequeños cortes y heridas. Aumentando también el peligro de contaminación e infección”.

6) Hormigueo y picores en las extremidades: Relacionado con el anterior punto (problemas en la vascularización) aparecen estos hormigueos o picores en las extremidades, conocidas como neuropatías que podrán derivar en problemas en el sistema nervioso a lo largo de la vida y desarrollo de la enfermedad. Por eso, si en unas etapas tempranas de la enfermedad, unos niveles excesivos de azúcar en sangre pueden producir daños leves en los nervios periféricos, lo que se traduce en picor, escozor, hormigueo o entumecimiento de las extremidades. Si los notas a menudo, también es ideal consultar con su médico.

7) Visión borrosa: El exceso de azúcar puede además causar la inflamación del cristalino, una estructura que funciona como una lente, y que al cambiar de forma puede alterar nuestra capacidad de enfocar los objetos y, por tanto, hacer que veamos borroso.

A continuación os incluimos una infografía de la Campaña Actual “Ojo con la Diabetes”, de la Fundación Internacional Infografía - Diabetes

 A continuación incluimos algunos enlaces que os pueden resultar de interés, primero de una App que presentó recientemente para el seguimiento y control de los pacientes diabéticos:

Y a continuación diversos enlaces de entidades relacionadas con Asociaciones de Diabetes e información para ellos:

 

Deseamos que os resulte de utilidad esta información y enlaces tanto para prevenir o ayudar a diagnosticar la enfermedad, como para disponer de información sobre la misma para los que la padecéis o convivís con familiares diabéticos. Continuaremos incluyendo post relacionados con esta temática de cuidado de la salud y similares. Nos vemos en el siguiente. Hasta pronto

facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinredditmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>