«

»

Feb 03

Salario Mínimo Interprofesional, IPREM y Renta Mínima de Inserción

Seguramente estamos acostumbrados a escuchar algunos nombres como Salario Mínimo Interprofesional o sus siglas SMI, el IPREM o su denominación “Indicador Múltiple de Rentas de Efectos Múltiples” o incluso la Renta Mínima de Inserción o RMI. Todos ellos son indicadores con cierta relevancia en el entorno de la cohesión social, y percepción de rentas de los más desfavorecidos.

En este artículo trataremos de conocer algo más sobre lo qué son cada uno de ellos, qué utilidad tienen y que función de cohesión social cumplen. Pasamos a definir cada uno de ellos:

  • Salario Minimo Internacional (SMI)

El Salario Mínimo Interprofesional (SMI) es un indicador que fija la cuantía retributiva mínima que percibirá el trabajador referida a la jornada legal de trabajo, sin distinción de sexo u edad de los trabajadores, sean fijos, eventuales o temporeros. Por tanto una importante herramienta para luchar contra la desigualdad y la pobreza entre los sectores más desfavorecidos y por tanto una herramienta importante para conseguir la cohesión social.

Generalmente se suele definir salario mínimo como “aquella retribución mínima a la que tienen derecho todos los trabajadores por la prestación de sus servicios. La cuantía del salario viene determinada en principio, por lo que pacten el empresario y el trabajador, en defecto de este acuerdo, por lo establecido en el Convenio Colectivo aplicable al sector y, sólo en ausencia de las anteriores, por el Gobierno a través del llamado Salario Mínimo Interprofesional (SMI)”.  Es más, en nuestro país, el Estatuto de los Trabajadores en  en su artículo 27, establece lo siguiente para el SMI:

“El Gobierno fijará, previa consulta con las organizaciones sindicales y asociaciones empresariales más representativas, anualmente, el salario mínimo interprofesional, teniendo en cuenta:
a) El índice de precios al consumo.
b) La productividad media nacional alcanzada.
c) El incremento de la participación del trabajo en la renta nacional.
d) La coyuntura económica general.
Igualmente se fijará una revisión semestral para el caso de que no se cumplan las previsiones sobre el índice de precios citado.
La revisión del salario mínimo interprofesional no afectará a la estructura ni a la cuantía de los salarios profesionales cuando éstos, en su conjunto y cómputo anual, fueran superiores a aquél.
El salario mínimo interprofesional, en su cuantía, es inembargable.”

Teniendo en cuenta este artículo del Estatuto de los Trabajadores, queda clara la discrecionalidad que el Gobierno de turno tendrá para definir la cuantía del SMI. Para este año 2016, tras un aumento del 1 % como ya comentamos en un post anterior, el Ministerio de Empleo y Seguridad Social fijó el Salario Mínimo Interprofesional en los siguientes valores: 

a) Salario Mínimo diario: 21,84€ 

b) Salario Mínimo mensual: 655,20€ 

c) Salario Mínimo anual: 9172,80€ (14 pagas)

Este incremento no tuvo en cuenta la demanda de los sindicatos que solicitaban subir el SMI un 11% en enero de 2016, hasta los 720 euros mensuales, y otro 11% en enero de 2017, hasta los 800 euros. A parte de esta situación que muestra la insuficiencia de la medida, otro dato objetivo para corroborarlo es que el SMI español está por encima sólo de los de Portugal y Grecia, y queda muy lejos de representar el 60% del salario medio neto que marca la Carta Social Europea suscrita por el Gobierno.

  • Indicador Múltiple de Rentas de Efectos Múltiples (IPREM)

El Indicador Múltiple de Rentas de Efectos Múltiples, conocido habitualmente como IPREM, entró en vigor el 1 de julio de 2004. Este indicador se utiliza a partir de esta fecha como referencia para cualquier efecto distinto al ámbito laboral propiamente dicho. Se utiliza por tanto como referencia del nivel de renta que sirve para determinar la cuantía de determinadas prestaciones o para acceder a determinados beneficios o servicios públicos (por ejemplo: solicitudes de becas, de ayudas a la vivienda, para establecer límites fiscales, en el cálculo y acceso a prestaciones sociales). En algunos casos, sin embargo, el SMI se sigue utilizando como referencia para el acceso a los subsidios (protección por desempleo, renta agraria, renta activa de inserción…) y el IPREM se toma solo como guía para decidir las cuantías a recibir.  Si quieres tener más datos al respecto consulta en el siguiente enlace el RDL 3/2004 de 25 de junio.

Este índice se creó para sustituir al Salario Mínimo Interprofesional como referencia para estas ayudas, de esta forma el IPREM fue creciendo a un ritmo menor que el SMI restringiendo el acceso a las ayudas para las economías familiares más desfavorecidas.

Para 2016 el indicador público de renta de efectos múltiples (IPREM) tendrá las siguientes cuantías:
a) El IPREM diario, 17,75 euros.
b) El IPREM mensual, 532,51 euros.
c) El IPREM anual (12 pagas), 6.390,13 euros.
d)  El IPREM anual (14 pagas), 7.455,14 euros.

Por sexto año consecutivo se mantiene la congelación de este indicador, por tanto la misma cantidad que se fijó para el año 2010. Una diferencia con respecto al SMI de este año de 122,69 euros mensuales o 1717,66 euros al año.

  • Renta Mínima de Inserción (RMI)

La Renta Mínima de Inserción o RMI, también llamada Salario Social, es una ayuda que se da a personas con riesgo de exclusión social, que carecen de unos ingresos mínimos con los que alcanzar una calidad de vida básica. Se trata de satisfacer las necesidades básicas de una unidad de convivencia, cuando éstas no puedan obtenerse del trabajo, o de pensiones y prestaciones de protección social. En su forma más típica, consiste en una prestación de naturaleza económica, integrada por la suma de una prestación mensual básica y un complemento variable, en función de los miembros que forman parte de la unidad de convivencia.

En España, la Renta Mínima de Inserción es gestionada por las Comunidades Autónomas, pudiendo haber diferencias de plazo y cuantía entre ellas. También recibe distintos nombres según la Comunidad de que se trate (RMI, Renta Garantizada de Ciudadanía, Renta Básica, Ingreso Mínimo de Solidaridad…).

Con efectos 1 de enero de 2016, el importe de la Renta Mínima de Inserción se ha fijado en las siguientes cuantías:

a) Importe de la prestación mensual básica: 400 euros.
b) Complemento por el primer miembro adicional de la unidad de convivencia: 112,67 euros.
c) Complemento por cada uno de los miembros siguientes de la unidad de convivencia: 75,11 euros.

El tope máximo será el Salario Mínimo Interprofesional.

Como mencionábamos al principio sin duda que son elementos o herramientas muy útiles y tristemente necesarias para conseguir mantener cierta cohesión social ante la difícil situación económica que afrontan muchas familias, a la vez que son indicadores relevantes en muchas de las actividades y acceso a ayudas públicas en la actualidad. Deseamos que os haya sido de utilidad e interés esta información.

Hasta el próximo artículo

twittergoogle_plusfacebookpinterestlinkedinredditmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>