«

»

Ene 26

Innovación y evolución en el modelo bancario

cambio de modelo bancarioLa banca tradicional como la conocemos está comenzando a tener en el horizonte fecha de caducidad. Y no porque el negocio monetario no siga teniendo futuro, y tampoco porque no siga siendo rentable, sino porque están irrumpiendo en el negocio del manejo del dinero grandes multinacionales tecnológicas como Apple, Google, Paypal y Samsung.

Como ya hemos analizado en un artículo publicado en este blog, el dinero metálico y el pago en efectivo sufre una clara tendencia a desaparecer. En la actualidad y en un futuro cercano esta tendencia se verá empujada por el creciente uso de los smartphones que sustituirán a los cajeros y las tarjetas bancarias para realizar transacciones comerciales y solicitar créditos express, además de otros cambios que se están produciendo en el negocio bancario.

Estas grandes multinacionales transnacionales con fondos propios multimillonarios, tienen un gran campo de clientes potenciales en millones de jóvenes que ponen su confianza en las marcas de sus dispositivos y  en sus buscadores de Internet. Por tanto, si no se “remedia”, en no muchos años las sucursales bancarias, o el modelo bancario tradicional actual serán cosas del pasado.

La aparición de internet, y la eclosión de las empresas “puntocom”, sin duda cambiaron el modelo de hacer negocios tradicional. Hoy día no sólo ha crecido exponencialmente el uso de la red, sino que además el incremento de nuevos dispositivos móviles y potentes, han “socializado” el uso de las nuevas tecnologías para tareas, funciones y negocios como nunca antes había ocurrido.

De esto se han aprovechado algunas multinacionales como son Google, Apple, Samsung y Paypal. Ya comienzan a ocupar una creciente cuota de mercado y desplazando de la Banca tradicional a cientos de millones de clientes.

La tendencia del negocio bancario, ha ido “migrando” hacia nuevas aplicaciones de la tecnología: Reducción de negocio en entidades físicas o reducción de empleados, utilizando cajeros automáticos que “crecían como setas”, posteriormente etapa de eclosión de la telebanca, o la que conocemos como “banca a distancia”, primero con banca telefónica que gracias a la extensión del uso de internet, llega a convertirse en el modelo de banca online. Las nuevas tecnologías y nuevas aplicaciones online, permitían una gran accesibilidad a las operaciones bancarias sin necesidad de tener que desplazarnos del hogar o de la empresa. Esta “facilidad” del uso, su universalidad y grandes prestaciones, han aumentado el número de clientes que usan este tipo de modelo en sus operaciones bancarias diarias. A la vez, las propias entidades bancarias tradicionales siguen impulsando este modelo puesto que el uso de estas nuevas tecnologías les ahorra miles de empleados.

Estos movimientos de cambio, se han acrecentado porque han surgido múltiples empresas que pueden competir en operaciones que anteriormente tenían exclusividad para la Banca, por ejemplo, empresas financieras que ofrecen prestamos o créditos. También la situación actual de los tipos de interés, tipos de interés en mínimos históricos o incluso hasta intereses negativos, ha desincentivado el ahorro y ha fomentado otro tipo de formas de financiación como el crowdfunding o micromecenazgo. Por lo que también suponen importantes competidores para los principales negocios bancarios.

Otro de los episodios relacionados con esta batalla por la lucha del negocio bancario, lo hemos vivido o lo estamos viviendo recientemente en España, con la guerra de las comisiones de los cajeros automáticos. En principio podría parecer que el propósito de esta guerra, era frenar a los bancos online o bancos que no tuvieran una gran red de cajeros automáticos, pero realmente uno de los objetivos principales de  esta guerra  era: frenar a China, cuyos planes eran inundar Europa con la tarjeta UnionPay y a las empresas tecnológicas Google, Apple y Paypal, que ya distribuyen sus propias tarjetas de crédito en algunos países.

Pero esto es sólo el principio de otro episodio con un propósito más ambicioso. Estas y otras empresas tecnológicas, están tratando de provocar una auténtica revolución sustituyendo las tarjetas físicas por los terminales y dispositivos móviles. Samsung comenzará a ofrecerlo en sus nuevos modelos Galaxy, Samsung Pay, compitiendo con la tecnología de Apple implantada en los nuevos iPhone, e incluso en el Apple Watch, el llamado Apple Pay.

Otras empresas tecnológicas como Google ofrecen plataformas donde se ponen de acuerdo particulares para prestarse dinero, Amazon, incluso da crédito a clientes que son buenos pagadores. En España este negocio, comienza a abrirse hueco, incluso a través de la Banca tradicional, y cada vez se sigue observando campañas publicitarias que promocionan por ejemplo, ImaginBank de Caixabank cuyo objetivo es captar a jóvenes para que operen sólo a través de su smartphone.

Sin duda que es un mercado potencial muy atractivo puesto que millones de jóvenes, clientes potenciales, cifran su confianza en las marcas de sus dispositivos y en los buscadores de Internet, más bien que en los bancos.

Todos estos movimientos hacen prever importantes cambios en los próximos años en el modelo bancario tal y como lo conocemos, y la rápida innovación tecnológica, no hará sino acelerar estos cambios, por lo que habrá que familiarizarse con ellos.

Lo intentaremos en próximos post. Confiamos que os sea de interés y utilidad esta información.

facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinredditmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>